Accidentes Navidad

Los accidentes domésticos más comunes durante las navidades

Ya tenemos de nuevo la Navidad aquí, un periodo del año mágico, lleno de ilusión y felicidad. Pero, ¿sabías que también es una de las épocas del año, durante la cual, suceden más accidentes domésticos? El frío y las reuniones familiares -aunque este año debido a la pandemia serán más reducidas- provocan que se pase mucho tiempo en casa y que, por lo tanto, sea más posible sufrir algún percance. En general, los accidentes más usuales suelen estar relacionados con la comida. En concreto, con las intoxicaciones alimentarias, seguido muy de cerca de los atragantamientos. Son los dos casos con más registros, siendo un 17% y 16% de los accidentes totales registrados respectivamente, en años anteriores. Ahora bien, los casos de atragantamiento no sólo se producen comiendo. Según informes de la Unión Europea, España fue el país europeo que tuvo más alertas de productos peligrosos. De estos, más del 50% eran juguetes, cuyo principal problema era que contenían piezas pequeñas que podrían provocar atragantamiento y asfixia. Por ello, es importante que a la hora de encargar los juguetes a los Reyes Magos, nos fijemos que sean productos homologados con el sello CE. Además de los juguetes no homologados, los petardos son objetos con los que también hay que tener mucha precaución. El 14% de los accidentes domésticos navideños ocurren por incidentes relacionados con la pirotecnia. ¡Cuidado con las luces de Navidad! Por otra parte, están las luces y adornos navideños que crean en nuestros hogares un ambiente ideal para celebrar la Navidad. Sin embargo, también nos pueden provocar muchos disgustos si no vamos con cuidado. El 13% de los accidentes en el hogar en Navidad tienen lugar por caídas durante la colocación de estos ornamentos. Además, si tenemos pequeños en casa, hay que tener en cuenta que los elementos decorativos, en ningún caso, pueden suponer un peligro para ellos. En cuanto a las luces, debemos tener especial cuidado para evitar cortocircuitos o incendios. Para ello, es imprescindible que estén homologadas con el símbolo ‘CE’, que sean de buena calidad para evitar corto circuitos, y que sean LED, asegurándonos así de una instalación segura. Las luces, que se tienen que revisar de un año a otro, deben colocarse sin pegarlas demasiado a muebles o cortinas para evitar incendios, si alcanzan una temperatura elevada. Además, es importante no olvidarse de apagarlas al irse a dormir y al salir de casa. Ojo, que según datos de Estamos Seguros, se produjeron 4.000 daños por incendio, en las navidades anteriores. Tampoco podemos olvidarnos de los siniestros ocasionados por daños eléctricos, Aquí los dispositivos como ordenadores de sobremesa y portátiles, o los televisores, DVD o Blu-ray…, son los que se llevan la peor parte. En total, en estas fechas suelen producirse 23.600 daños eléctricos. Otro de los contratiempos más habituales es la rotura de cristales. Este tipo de percances suele provocar el 15% de las llamadas al seguro de hogar durante el período navideño. Máxima precaución en la cocina En cuanto a estancias de nuestra vivienda, obviamente, hay partes que son más peligrosas que otras. La cocina es una de ellas porque es la que más accidentes registra, alcanzando cerca del 65%. Quemaduras, cortes o caídas son algunos de los ejemplos más usuales de siniestros en este espacio, debido al peligro que tienen algunos de los electrodomésticos y utensilios que se encuentran en ella. Por eso, recomendamos precaución, sobre todo con los niños, y enseñarles que no es un sitio donde ellos puedan jugar o estar despreocupadamente. Tampoco faltan los robos y las goteras Otro de los clásicos de la Navidad son los robos. La sustracción de objetos con violencia en el hogar aumentan en Navidad respecto a la media anual, en concreto un 16% más que en el resto del año. El incremento de este tipo de siniestros está relacionado con el mayor número de casas que se encuentran vacías durante estas fechas; por vacaciones o reuniones en casas de familiares y/o amigos. Para prevenirlo, aparte de contar con sistemas de protección como alarmas, es importante que evites publicar en redes sociales o comentar ante desconocidos que vas a estar fuera del hogar. Además, en caso de estar fuera varios días, no está de más, pedirle el favor a una persona de confianza para que vacíe el buzón y que suba y baje las persianas de vez en cuando. Finalmente, no queremos llamar al mal tiempo, pero otro de los percances que suelen abundar en estas fechas son las goteras e inundaciones. Suelen ocurrir debido a la climatología de esta estación, caracterizada por más lluvias, granizo… Pero, también pueden ocasionarse por un despiste. Es decir, porque cuando nos vamos a comer a casa de un familiar o a pasear, salimos con prisas y se nos olvida cerrar los grifos de la cocina, del baño o cortar el paso del agua. Con el problema que ello supone para ti y tus vecinos. En navidades anteriores, los partes contabilizados por goteras al Seguro de hogares españoles fueron de 89.200, según datos de Unespa. En definitiva, tener en cuenta los accidentes más frecuentes que se producen en el hogar en estas Fiestas, puede ayudarte a prevenirlos para evitar que te estropeen la celebración de unas fechas tan entrañables. Además, contar con un seguro de hogar, te permitirá estar cubierto ante muchos de estos percances. En caso de dudas, nuestros corredores pueden ofrecerte la mejor solución. ¡Infórmate con nosotros!

Los accidentes domésticos más comunes durante las navidades Leer más »